25 jun. 2012

VERDADEROS NACIONALSOCIALISTAS

El Nazismo se ha transformado en la peor pesadilla del judío
internacional y un nuevo resurgimiento de este fabuloso
movimiento podría aniquilar para siempre los planes de la siniestra
conspiración.
¿No les parece casualidad que tanto el capitalismo, el comunismo,
las masonerías, las órdenes religiosas al servicio de la gran
sinagoga y todos los organismos manipulados por el judío se hayan
aliado para aniquilar al Fuhrer y al Nazismo? Ideologías
aparentemente enemigas unidas en un frente contra el glorioso
Nazismo. ¿Por qué el nazismo es censurado y se castiga con cárcel
en países que se dicen democráticos y respetadores del libre
pensamiento? En Inglaterra o en los Estados unidos hay libertad
para criticar abiertamente al gobierno o al presidente, pero hablar
mal del judaísmo se cataloga como un crimen mortal y no es de
extrañarse que todos los hombres nobles, talentosos y valientes
que atacan de frente a los farsantes judaicos y a sus cobardes
servidores acaben muertos en misteriosas circunstancias. ¿Por qué
no es prohibida la diabólica doctrina del marxismo que ha acabado
con la vida de millones de inocentes? ¿Por qué no se prohíbe el
anarquismo que aglutina a jóvenes resentidos para conducirlos al
terrorismo?, inclusive estas falsas ideologías son promocionadas
por el sistema capital y por las corruptas democracias. Todas esas
corrientes fueron inventadas y están controladas por la gran
sinagoga.
A pesar de la masiva censura que ha sufrido el nazismo; los judíos
y su poder internacional no han podido detener una fuerza que
renace y que supera incluso a la voluntad de los hombres, porque
el Nazismo es más que una ideología y una religión, es el despertar
de una misión heroica, cuyo sendero será pisado por elegidos que
han venido a este mundo para luchar contra el gran enemigo de los
inmortales y contra el judío internacional. En vista de que la gran
sinagoga se ha percatado del imparable resurgimiento del Nazismo
en todos los rincones del planeta, destruyendo con su rayo de luz
toda la falsa propaganda, manipulación, mentiras y control mental
judaico, el judío internacional ha debido usar una de sus tantas
estrategias milenarias para sacarse del camino a sus enemigos,
usara la corrupción.
El judío corrompe a todo hombre y movimiento que marque de
“peligroso”, por lo consiguiente ha comenzado por presentar al
mundo, una falsa imagen de lo que fue y lo que debe ser el
Nazismo, todo esto gracias a sus múltiples armas propagandísticas.
¿Qué responde el común de la gente cuando se les habla del
Nazismo? Enseguida se les viene a la memoria un cabeza rapada
demencial que golpea de forma indiscriminada a cualquiera que
considere como inferior y para qué hablar de lo que responde esta
masa humana cuando se les habla del Hitlerismo, pues reaccionan
de forma exaltada, nombrando un holocausto que nunca ocurrió,
derechos humanos y un montón de tonterías que son causa de la
planificada idiotización mundial, una hipnosis siniestra que impide
hablar con tranquilidad el tema.
Esta propaganda mundial ha hecho que nazcan los subnazis, hijos
de Sion que no saben lo que fue el Hitlerismo, jóvenes ebrios y
plagados por resentimiento social al igual que las pestes
infrahumanas marxistas y anarquistas. Amán el capitalismo y la
moda con esas despreciables vestimentas.
El Nazismo es una visión heroica y guerrera del mundo, es
aristócrata y proclama la superación misma del hombre, valora
todo lo grande y bello en este mundo, se impregna con el principio
de la raza, la nación, también practica valores supremos como el
honor, la lealtad, la valentía y la voluntad. Que quede claro que el
Nazismo es solo para los mejores, para los superiores, para esos
que han nacido Hitleristas y portan en sus venas la dorada sangre
de los héroes. No para mequetrefes borrachos y afeminados con
aros. A continuación algunas características de un “subnazi”, espero
que aquellos que se consideren verdaderos Nacionalsocialistas se
comporten de acuerdo a esta grandiosa cosmovisión.
1- El falso nazi siguió esta ideología porque vio películas
hollywoodenses que hablaban de “skinheads” .
2-El falso nazi siempre quiere ser el malo del lugar, escupe al suelo
y golpea a todo aquel que lo mire demasiado.
3- El falso nazi ama el capitalismo y se preocupa de vestir a la moda
con numerosas marcas, debido que para él, el Nazismo no es más
que una tribu urbana.
4- El falso nazi no ha leído ni siquiera Mi lucha, no conoce la
esencia de la doctrina y solo sabe levantar el brazo, declarar que
ama a su patria,golpea uno cuantos homosexuales y piensa que con
eso aporta a su querido país.
5- El falso nazi piensa que la visión está basada en el odio y por lo
tanto ha tenido la desfachatez de calmar sus propios traumas en el
Nazismo.
6- El falso nazi es borracho, fumador y hasta drogo. El verdadero
Hitlerista desprecia a los viciosos inferiores.
7- El falso nazi miente y traiciona a su familia, a sus amigos, a su
pareja y hasta a su ideal ya que no sabe del honor. Los verdaderos
Nazistas decimos que nuestro honor se llama lealtad.
8- El falso nazi anda tatuado y con aros. Los Hitleristas debemos
fortalecer el cuerpo como el acero y detestamos esas imbecilidades
del tatuaje, que aprendan que el ideal se lleva en el alma, no en una
esvástica corporal hecha con tinta asiática.
9- El falso nazi es cobarde y se esconde en su casa mientras sus
camaradas luchan en el campo de batalla. Los Nazistas estamos
dispuestos a morir por la causa.
10- El falso nazi anda en pandillas con navajas, al igual que esos
despreciables simios negroides que rondan los barrios más bajos
de una sociedad. El verdadero Nazista es activista en la política y es
un ejemplo para los demás.
11- El falso nazi solo ocupa internet para hacer propaganda y está
sentado gran parte del día frente a su computador. Vamos
camaradas propaguen el ideal, únanse a coaliciones políticas de
sello Nazista ya conformadas en su nación, únanse en una sola
fuerza.
12- El falso nazi no entrena su cuerpo. Es un desnutrido o es un
obeso que se alimenta de la comida chatarra promocionada por
“Mc donald”.
13- El falso nazi niega el principio supremo-aristocrático de la raza y
viola la doctrina acomodándola a su decadencia racial y nacional.
14- El falso nazi cree ser un sacerdote mesiánico que se quedara
sentado esperando el fin del mundo, aunque esto sea real, los
verdaderos héroes y mártires mueren en combate.
Si estas dentro de las características antes nombradas, no te hagas
llamar Nazista ni camarada, o te reformas o te vas del verdadero
movimiento Hitlerista, cuyo estandarte debe ser siempre levantado
por los héroes y valientes.
Tomado del antiguo e inexistente blog: Hitlerismus88

11 nov. 2011

El Ejercito en Costa Rica, una utopía realizable






Me crié en el seno, de una familia de tradición militar, donde mi tatarabuelo combatió en la guerra civil de los Estados Unidos, bajo una bandera confederada; posteriormente mi abuelo lucho junto a los Ingleses, Franceses y Rusos a los países alineados del Eje en la II guerra mundial; un tío por parte de mi madre, cambio drásticamente el rumbo de una invasión de comunistas de Nicaragua en la época de 1948, cuando a sus escasos 15 años, fue el responsable de matar a mismísimo Tijerino, en las empolvadas calles de piedra de Pérez Zeledón de aquel entonces; mi difunto padre participo en la carnicería de vidas humanas, de Correa y Vietnam donde combatió el comunismo, y hasta perdió un ojo en una emboscada; un tío mió tiene mas de una década de trabajar con la policía Municipal de San José; un hermano mió tiene mas de ocho años de laborar con la desprotegida y mal pagada Fuerza Publica, y después tantos trajines y malas experiencias, con la inseguridad que hoy vivimos cada uno de los ciudadanos costarricenses, y tanta roja sugestión de periódicos y noticieros sensacionalistas y amarillistas, con planas repletas de sucesos y sangre, me duele ver que en mi país, no exista un ejercito capaz de desatar una feroz lucha, contra las oscuras hordas del hampa, sus carteles de droga, sus organizaciones de sicarriato, sus mafias y carteristas y esa continua degeneración y perdición, que se abren paso como un cáncer en nuestra juventud costarricense.

Como las vías ferroviarias de un tren que, que nos podría representar las venas de una nación, cuya sangre son los mismos ciudadanos bajo condición de pasajeros, como las mismas escuelas, los colegios, las universidades, los museos, las galerías, los filósofos, los inventores, los pensadores, los científicos, que virtualmente nos podrían representar el intelectualismo del cerebro de una nación, “el ejercito es el alma misma de toda nación”, dijo una vez un colega mió. Remontándome a su comentario, que para mi, bajo una convicción personal ya se ha convertido en toda una frase celebre, estoy convencido que el ejercito en una nación, es la representación mas enfática y explicita del heroísmo, el coraje, la voluntad, la disciplina, el valor de los hombres que la habitan.
Como un fiel y educado perro guardian que vigila con recelo, la choza del forastero, como el escudo y la espada del guerrero épico que derrama su sangre por defender a su familia de los invasores, su codicia, degeneración, y opresión, el ejercito en una nación como Costa Rica, puede llegar a ser mas que ese popular esquema, de solo representar ser, “un grupo mas, de asesinos armados, amparados y manipulados por el estado y sus leyes”, como esas poderosas influencias dizque humanistas del siglo XXI, lo han tergiversado, organismos donde sus mismos jerarcas, nos hablan ceñidamente, de amor, respeto, tolerancia, igualdad, pero que paradójicamente están muy lejos de llegar a sentir el horror y el sufrimiento de miles de familias costarricenses, al ser sometidas como victimas, a las garras del hampa, en nuestros desprotegidos, barrios, pueblos, y ciudades. Jerarcas que combaten y satanizan cualquier practica de militarismo en la ciudadanía, pero que sin embargo a ello, se les es común ver, en esos modernos y polarizados carros, de peculiares placas amarillas de “misión internacional”, fuertemente custodiados por armas de alto calibre, por sus chóferes, guarda espaldas, y miembros de la Fuerza Publica, -que se supone deberían de estar cuidando las calles-

Contrariamente a esa “tolerancia y humanismo”, que estos diplomáticos, y sus entidades, como los famosos Derechos Humanos, no quiere meter, hoy los costarricenses lo que empezamos a digerir es una especie de atontamiento, un burdo sentimiento de tolerancia y alcahuetería extremamente vulgarizada, un tipo de inocente y acobardada anomia, que literalmente, nos seda y nos duerme, ante una inminente avalancha de inseguridad, crímenes y violencia, que lamentablemente no tardan en ganarle la batalla a nuestros despreocupados gobernantes, ya de por si bien flaqueados he indiferentes, ceñidos en sus intereses económicos, y empresariales, que desgraciadamente tienen el poder de pasarle por encima a todo aquel valor ético y moral que se allá podido levantar sobre estas fértiles tierras, pero de una manera contrapuesta a el deber, son capaces de hacer refundir en el olvido la importante prioridad estatal, de velar por la seguridad de su pueblo.

No nos debería de extrañar lo mencionado, ya que mientras los ciudadanos de clase baja, media, y media acomodada, se resignan a mejor andar escondiéndose y trasformar sus hogares en cárceles de alambre de púa y portones, haber si de esa manera se salvan de ser ultrajados en sus propias casas y hasta de salir apuñaleados y baliados, por una turba de delincuentes, nuestros gobernantes y las clases aburguesadas de nuestra extraña y muy peculiar, “Suiza centroamericana”, se les hace muy fácil y sencillo, contratar una tropa de guarda espaldas, al mas gorila estilo Terminator, comprar los mas modernos sistemas de seguridad, transformar sus carros importados del año, al mas bélico estilo, de tanque brindado de la ex URSS, y de paso aprovechar el poder y la influencia social, para poner un par de desvelados policías, como adornos en sus enormes mansiones, negocios, y embajadas. Y mientras ello pasa ante nuestros impotentes ojos, las potencias militares del mundo, se pasean en el verdadero y valeroso significado del ejercito, como esos boinas verdes, invadiendo y ultrajando a una nación, ya de por si bien quebrantada en la miseria y en las constantes guerrillas, con el viejo pretexto que de “hay armas nucleares”, o esos cascos azules de las ONU, invadiendo a antojo y conveniencia de unos cuantos, a países que han decido no formar parte de la unión, con el peculiar pretexto de los derechos humanos, que para mi no es mas que una carnada mas para manipular a esta humanidad, o como con ese continental ejercito rojo, de la China liberal-comunista, donde no se puede exponer la mas mínima idea alterna al estricto sistema, por que se les es fusilado, bajo cargos de “conspiración contra en estado”. Por ese tipo de ejércitos, no es extraño que la gente le tenga recelo a el militarismo, pero su autentico deber es servirle a su pueblo. Contrapuestamente a las muy bajas acciones de estos ejércitos y sus administradores, el verdadero sentido de un ejército es velar por la seguridad de la ciudadanía, en otras palabras servirle al pueblo, y no precisamente solo al estado.

Mientras tanto se nos sigue hablando de derechos individuales y de respeto a la vida humana, pero será toda una osadía llegar a ver a alguno de estos “importantes y respetables diplomáticos”, caminar un lunes por la mañana en nuestras escabrosas aceras, plagadas de carteristas, prostitutas y drogadictos, para esperar el bus de nuestro ineficiente sistema de trasporte, junto a los martirizados compatriotas de nuestro frente laboral, en una de esas malolientes esquinas llenas de orinadas de borrachos domingueros, y armarse de paciencia hasta llegar a aguardar cuarenta minutos la ranfla vieja abarrotada de puerta a puerta de nicas, y después de un traumático trayecto asqueado de presas, imprudentes al volante, alquitrán y infinitos huecos, llegar a su lugar de trabajo.


Desde niños, se nos ha hablado en las escuelas y los colegios, que el estado tiene la obligación de velar por la seguridad de sus conciudadanos, sin embargo a ello, y a nuestra constitución política, se llega a estimar que un 75% de las personas que velan diariamente por nuestra integridad, pertenecen al sector privado, como esos típicos “guachimanes” que vigilan nuestros barrios con un bastón policial, y esos oficiales semi-especializados, de empresas externas, que se dan a la noble labor de cuidar nuestros lugares de trabajo y nuestras instituciones publicas en general, dándonos así a entender, que hemos llegado hasta el mas zafio punto de tener que comercializar nuestras propias vidas, con contratos y seguros, y el enriquecimiento, muchas veces desregulado de unos cuantos inversionistas, con unas cuantas excepciones.

Ya no hay, palos, machetes, ni antorchas, de un pueblo enfurecido que conduce a la horca a un grupo de antisociales, ya no hay cuadrillas organizadas, de seguridad para el vecindario, que defienden con coraje sus comunidades, ya no hay ley de la vagancia en las calles, y ahora quienes empiezan a huir, son los mismos ciudadanos de los maleantes. Ahora vivimos entre portones y alambres de púa, en campos de concentración. Ahora la nueva iniciativa es rendirse ante el criminal.

Ahora contrariamente a lo razonable, le damos vía libre a las drogas, las modas decadentes y sus corrientes musicales, y a cambio de tanta basura he ineptitud, ponemos a una maestra de matemáticas, como ministra de seguridad, -seguro para que le ayude a contar los costales de billetes a esos ultra neoliberales, que administran nuestra Costa Rica a antojo y conveniencia de sus oscuros negocios.-

En Costa Rica se ha abolido el ejército, y cualquier práctica de militarismo y disciplina armada, con el pretexto de que somos un país de paz. Nuestro actual presidente, se tomo la osadía de despojar a los policías de cualquier rango simbólico, quitándole sus insignias, y sus ropajes de fatiga, hasta llegar al punto de refundir en el olvido a la Policía Militar, por su afán personal de ganar un premio novel de la paz, que por supuesto venia forrado de dólares. Pero para nadie es un secreto, que lo que hoy se vive en nuestras calles, esta muy lejos de llegar a ser cualquier tipo de paz. Talvez, no tendremos grupos terroristas de la ETA, o guerrillas del las FARC, o Paulos Escobares versión costarricense, pero sin embargo a ello, no se puede caminar doscientos metros bajo la sobra, por que nuestra vida corre un gran peligro por un miserable aparato electrónico, o por unos sucios billetes.



Una solución práctica y espontánea, a un gran problema



Como ofensiva a esta plaga que carcome nuestra patria, y la hunde fuertemente hacia una especia de anarquía social, se podría crear un ejercito, especializado, creado no para la guerra, si no mas bien para la paz, que se dedique a cuidar nuestras fronteras, contra el narcotráfico, la irresponsable, desregulada, y procapitalista inmigración que hoy se sufre, las posibles invasiones de maras, de carteles de droga, y poderosos grupos subversivos que rondan con certeza de “nuevas revoluciones” por nuestras fronteras.

Un frente militar, disfrazado de guardia nacional, -para no perder nuestra inmerecida fama de que somos una nación de “paz y libertad”-, que sea capaz de brindar un fuerte apoyo a entidades como la Fuerza Publica, el O.I.J, las diversas policías municipales, la Cruz Roja costarricense, al frente de bomberos costarricense, la comisión nacional de emergencias, la policía de migración, la policía marítima, la policía de guarda parques, etcétera. Un ejército no precisamente seria para promover desgracias, como el actual sistema democrático, lo ha distorsionado, si no más bien podría ser utilizado en caso de emergencias nacionales, como inundaciones, un posible terreno, y sucesos de ese tipo.

Se logran imaginar, compatriotas costarricense, sanos y fuertes jóvenes y hombres costarricenses, defendiendo a la damisela ultrajada, de las garras de un grupo de violadores y drogaditos, un grupo de imponentes hombres, que den a respetar nuestros “derechos sagrados”, defendiendo al obrero vapuleado, por la turba de montoneros antisociales. Lamentablemente, parece que nuestros gobernantes no tienen ni una sola pizca de idealismo en sus viseras, y como dicen algunos sectores izquierdistas de oposición a la actual administración, “este gobierno no tiene cabeza ni para un derrame”.

Se podría también reformar drásticamente las leyes, donde los colegas de seguridad privada, que cabe volver a mencionar, son mayoría, se verían en la obligación de darle nuevos protocolos y directrices laborales a sus supervisores y oficiales, como el tener la obligación de salir de un perímetro definido, en caso de serlo necesario, para defender a un ciudadano, siendo victima del hampa. Crear una especie de unión, una coordinación nacional que nos represente un frente militarizado, de organismos como la Fuerza Publica, la policía municipal, el O.I.J, las seguridades privadas, etcétera, bajo los mismos objetivos, acabar con el Hampa, y mantener firme esa derrota.

Se podría facilitar la posesión de armas de fuego, y cursos de seguridad personal en la ciudadanía, de una forma responsable.

Según datos de algunos medios relevantes, a partir de una prohibición de armas de fuego que se impuso por un Partido Laborista en Gran Bretaña en 1997, el índice de robos aumentó en un 45% y los asesinatos en un 54% como secuela a la escasez de medios legales para tener un arma de juego, y una estresante burocracia, por parte de las correspondientes entidades. Para el año 2000, Inglaterra ostentaba con el índice más alto de criminalidad, en el mundo desarrollado, el doble de los Estados Unidos. En el 2002 el servicio de inteligencia Británico se lamentaba de que a pesar de que Inglaterra, tiene una de las más estrictas leyes de regulación de armas, es fácil conseguirlas en el mercado negro.

Como contraste a lo mencionado, en países como Suiza, donde no solo hay un porcentaje altísimo de población civil armada, sino que el mismo estado entrega a cada ciudadano un fusil de asalto SIG–90 al terminar el servicio militar, es uno de los países como más bajo índice de criminalidad en el mundo, seguido por países como Noruega, Dinamarca, Grecia, Australia, Alemania, que igualmente tienen un porcentaje alto de población armada.



Con el pasar de las líneas, se puede empezar a sentir un sazón, algo utópico, hasta llegar al punto de ser expuesto a ser señalado y generalizado, de solo ser un jovencillo mas, iluso y fantasioso, que se sentó a escribir emocionado en su escritorio, por que se canso de jugar a los soldaditos después de una trasnochada tanda, de ver tres veces seguidas, Rescatando al soldado Ryan, y Padres de nuestra bandera, acompañado de unas palomitas de maíz y unas cuantas cervezas, pero hay que admitir que la paz y libertad que nuestros gobernantes exponen al mundo, como una carnada mas para el turismo y la inversión extrajera, esta muy lejos de ser una realidad. En momentos críticos, como los actuales, las ideas alternas, a los estrictos esquemas de un sistema, serán fácilmente señaladas de nocivas y subversivas. Para muchos en Costa Rica, un ejercito y la practica de militarismo, y disciplina armada en la población civil solo forma parte de una utopía, para otros puede ser toda una realidad que se pueda acoplar e ponerse en practica de una manera responsable y eficaz.



Pretextos que se opongan a este tipo de militarismo, sobrarán, como por ejemplo la actual crisis económica del país, cuando todos muy bien lo saben, que siempre hemos sido una nación

subdesarrollada y hemos vivido en una constante subsistencia económica. Se hablaría incansablemente de una supuesta enorme inversión de fondos públicos, en una ilusión de este calibre, se alegaría que seria muy caro pagar nuevas planillas, que en otras palabras significaría nuevos trabajos para los costarricenses, se alegaría, que no existen fondos para comprar armas, cuando los jerarcas del ministerio publico, muy bien lo saben, que hay cualquier cantidad de armas, empolvadas en bodegas, que en un pasado se utilizaron en la guerra civil, y en la fallecida PM (Policía Militar)

La Argentina de las Malvinas es un glorioso ejemplo que se podría citar a los costarricenses, donde el ejercito nacional argentino, defendió a capa y espada una ilusión de su pueblo, que le exhortaba a luchar, ello cuando quisieron recuperar los archipiélagos del atlántico llamados “Las Malvinas” que fueron usurpados en 1833 a la fuerza por el Reino Unido. Independientemente de la administración que gobernaba en aquel entonces, la acción de luchar por “lo de el pueblo”, es mas que noble.

Si del tema se habla, solo el hecho de ubicarlas geográficamente es ridículo dudar del verdadero derecho argentino sobre dicho territorio, robado por un imperio que habla al mundo de “democracia, valores universales” y todo eso... pero que a la vez contrasta sus supuestos valores con sus acciones, como cuando mataron a mas de trescientos jóvenes argentinos con el hundimiento del Belgrano, con un submarino nuclear, cuando Argentina no tenia ni un solo submarino.

¡Que honor, que gloria! ¡ja! Es como literalmente dispararle a alguien que se defiende con una resortera, pero bueno...



Es increíble el recordar, que solo un país, contra la poderosa flota naval de Gales, Irlanda del norte, Irlanda del sur, Escocia, y su núcleo Inglaterra, estuvo a punto de ganar la guerra, con la desventaja de que los británicos tenían submarinos nucleares, y una inmensa experiencia bélica en comparación de su ofensiva. “No hubiéramos podido resistir una semanas mas”, se llego a escuchar en algunas declaraciones de los jefes militares británicos.



Ellos lucharon por su pueblo, y hoy son honrados y recordados como héroes, pese a la administración de la judía socialista Cristina de Kirchner. Hoy Argentina usa a sus soldados para contraponerse a la gran inseguridad que la acecha.



Pero pese a todo ello, la ilusión de crear nuevos proyectos, y vivir en una Costa Rica mejor, seguirá presente, siempre y cuando exista patriotismo y idealismo, en algún costarricense, que literalmente este cansado de leer siempre la misma historia.

Hoy nos encontramos bajo la amenaza de una posible reorganización, de grupos subversivos que nos lleve a un continuo régimen totalitario, como no hace muchas décadas paso en el occidente, y creo que el hecho de que hoy nos encontremos en un modernizado siglo XXI, y que en caso de conflictos armados Costa Rica, seria supuestamente “amparada por otras naciones”, no elimina la posibilidad de invasión, y de una perdida de control al fortalecido hampa que hoy nos gobierna imponente.



Raúl Daviss


RESISTENCIA IDEOLOGICA NACIONAL SOCIALISTA DE COSTA RICA



EL DILEMA DE ISLA CALERO Y LA FANTASÍA PACIFISTA DE COSTA RICA





El simpático presidente de Nicaragua Daniel Ortega se encontraba pensando (o algo así) en alguna inteligente estrategia para lograr su reelección por medios democráticos en las venideras votaciones, y la tenía difícil. Evidentemente no podía relucir logros en su gestión, un manejo adecuado de los fondos públicos y muchos menos podía apostar a una imagen carismática o a la belleza y simpatía de su esposa, Rosario Murillo pues nada de esto existe. ¿Qué hacer? ¿Qué hacer? Entonces en algún momento se dio cuenta que uno de los mejores mecanismos de manipulación que han usado los gobernantes ineptos y populistas a lo largo de la historia (como Bush, Chávez y Aznar, por mencionar solo a algunos) es la creación de un gobierno extranjero enemigo que amenace la integridad territorial de su país y se convierta en la encarnación de los temores de la gente, distrayendo así la atención de la corruptela paquidérmica interna, unificando a buena parte de la población con este chivo expiatorio en una cruzada patriotera y logrando así su cometido. Debe recordarse (como lo hacía Bush frecuentemente) “cambiar a un presidente en tiempos de guerra es peligroso”. De esta manera los opositores serían fácilmente acallados como topos del enemigo, como infiltrados, traidores vendepatrias que pueden ser vilipendiados y perseguidos por las fuerzas de seguridad en el supuesto de que no se autocensuren por temor. En el caso de los Estados Unidos bajo Bush (y sus perros falderos de Aznar y Blair) su enemigo era Irak, para Venezuela era Estados Unidos, para Israel era Irán y luego el Hamás en Gaza.

Irak era, según Bush y sus lacayos, presidido por un dictador como Saddam Hussein aliado de Osama Bin Laden y Al Qaeda (a pesar de que Hussein era socialista y ateo y Bin Laden era fundamentalista islámico) y contaba con una poderosas armas de destrucción masiva que habrían hecho polvo a EEUU si no se actuaba a tiempo (y que, aparentemente, desaparecieron por arte de magia) y la Gaza gobernada por el Hamás clamaba por la destrucción de Israel y borrarlo del mapa y podía hacerlo, sin duda, lanzando piedras y unos fuegos de morteros destartalados que ni siquiera hacían cráteres al golpear el suelo, ni herirían a una mosca, lo cierto es que las grandes potencias debían intervenir de inmediato. Las masacres de iraquíes y palestinos fueron la consecuencia; verdaderos holocausto con miles de muertos y un drama humano espantoso.

Ortega no pretendía (que se sepa) llegar tan lejos. Pero sí necesitaba un enemigo extranjero que fuera la amenaza que necesitaba para acallar oponentes y unificar al pueblo nicaragüense como su rebaño y bajo su autoridad a enfrentar al enemigo común. Nicaragua tenía disputas territoriales con varios países, entre ellos Honduras, Colombia y Costa Rica. Todos buenos candidatos; aliados de Estados Unidos, con gobiernos de derecha que serían el ejemplo de los burgueses antisandinistas al servicio de la oligarquía centroamericana. El problema es que Honduras y Colombia tenían ejércitos y, al menos en el caso de Colombia, no tendría reparos en usarlo… Y mejor no arriesgarse con Honduras, ¡claro! La solución era Costa Rica; el enemigo tradicional que ya le había quitado Guanacaste a Nicaragua hace muchos años.

Así, Ortega envía al traidor de Edén Pastora, el “comandante Cero (sesos)” quien alguna vez se refugió en Costa Rica para salvar su vida y el generoso pueblo costarricense le dio albergue de manera honrada y humanitaria. Casi parece un chiste, pero al ver que en Google Earth los mapas mostraban que Isla Calero pertenecía a Nicaragua, el gobierno sandinista decide que Google Earth y no los mapas oficiales de Nicaragua, tiene razón, al fin y al cabo, los gringos saben más. Así que envía fuerzas armadas a la región y reclama la isla. Google Earth alertado modifica los mapas y aclara que “un producto dirigido a empresas y consumidores no debe ser usado para la toma de decisiones militares” buena advertencia. ¿Qué pasará la próxima? ¿Si algún vándalo en Wikipedia pone que Costa Rica le declaró la guerra a Nicaragua don Daniel Ortega se dispondrá a realizar el contraataque defensivo?

Pues bien, el señor Edén Pastora cuyo apodo recuerda su coeficiente intelectual “comandante Cero” inicia el dragado en la ribera del Río San Juan con un terrible daño ambiental y costarricenses de la zona fronteriza avisan al Organismo de Investigación Judicial que soldados nicaragüenses han penetrado en sus fincas que son propiedad privada. Costa Rica envía a su Fuerza Pública, Nicaragua a sus soldados, el asunto se zanja sin una sola bala porque Costa Rica no puede, aunque quiera, defender su territorio. Se remite el asunto a la Corte Internacional que presente una serie de disposiciones cautelares mientras se da una sentencia, disposiciones que Ortega descaradamente ignora (como el retiro de militares y la finalización del dragado) y Costa Rica no puede hacer nada, salvo esperar.

Isla Calero es una isla desabitada que no tiene ningún valor importante en la práctica pero si es muy simbólica. Representa la cobardía y la pasividad del gobierno de Costa Rica y nos hace ver como un país débil, al que se le puede pasar por encima (lo cual es cierto, al menos en el sentido militar) y sobre todo, indefenso. Jamás hubiera pensado Ortega en enviar tropas militares a Isla San Andrés porque sabe bien que la respuesta colombiana será contundente, pero Costa Rica es vista como un país de hippies pacifistas abraza-árboles que evitan la confrontación, como una gigantesca comuna de ecologistas pacíficos que juegan mejengas y beben Imperial.

¿Cómo llegó una potencia económica y política como Costa Rica a ser irrespetada de esta manera? ¿Cómo es que un poder regional y el país más rico (por mucho) de la región se convirtió en un mamarracho y en el hazme-reír de la comunidad internacional?

Todo comienza en gran parte con la finalización de la Guerra Civil de 1948, “gesta patriótica” que solo duró poco más de un mes pero cuyas consecuencias repercutieron para toda la historia costarricense. Rafael Ángel Calderón Guardia, médico y masón aliado al Partido Comunista del abogado stalinista Manuel Mora es derrotado y en su lugar toma el poder el caudillo del bando rebelde (amalgama de conservadores y socialdemócratas) el analfabeto y socialista de Pepe Figueres. Figueres tuvo tiempo entre el dinero que malversó de fondos públicos y su amistad con capos internacionales como Robert Vesco para, entre otras cosas, abolir el ejército.

El ejército es el corazón de toda nación. Es la fuerza vivificadora, el músculo de la patria que la defiende, el símbolo de un país orgulloso. No debe extrañar, entonces, que Pepe Figueres haya confesado que era agente de la CIA. La abolición del Ejército costarricense por obra de Figueres solo beneficiaba a las potencias extranjeras como EE.UU. en aquella época, y en efecto, el gobierno de Costa Rica fue por muchos años una simple marioneta al servicio de los intereses yanquis.

Sin Ejército, Costa Rica se convirtió en un país “pelele” imposibilitado de defenderse y de hacer valer sus derechos. Sin embargo, esta situación no era tan grave en el pasado. Todavía hasta los años noventas la riqueza de Costa Rica que, aunque seguía siendo un país del Tercer Mundo, era por mucho el país más rico y económicamente estable de Centroamérica, y el hecho de que EE.UU. “compensara” a su aliado armándolo fuertemente con la excusa del combate antidrogas durante los gobiernos totalmente alineados a Washington de Monge y Arias, permitió que las fuerzas policiales costarricenses fueran mucho más poderosas en términos tecnológicos y militares que todo el Ejército de Nicaragua, conformado por verdaderas chatarras y sobras soviéticas y desperdicios desgastados de las interminables guerras del país del norte.

Pero los tiempos cambian. El triunfo del sandinismo en Nicaragua le abriría las puertas a nuevos y poderosos aliados como Venezuela y Rusia (que ya no es comunista pero sigue siendo rival de EE.UU.) quienes amablemente rearmarían a Nicaragua.

A la inversa, la desidia gubernamental costarricense y su espíritu pacifista, su corrupta política migratoria de puertas abiertas con la cual prácticamente cualquier persona ingresa al país lo que generó una verdadera marea humana de nicaragüenses pobres, el combate casi perdido a la delincuencia (bien armada con misteriosas AK-47 que quien sabe de donde las sacan) y el que EE.UU. perdiera interés en Costa Rica conforme otras regiones del mundo se hicieron más volátiles y peligrosas a sus intereses (bien cuidados en Costa Rica por los amarres del TLC y la política económica sumisa en general) dejó a la otrora Fuerza Pública (que alguna vez fue casi paramilitar) en un estado lastimero. Sin medios para defenderse del armamento pesado ruso y venezolano que ostentaba la Nicaragua sandinista.

Así, la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, y su administración no tuvieron más remedio que bajar la cabeza (o bajarse los pantalones quizás sea una analogía más apropiada) y en un acto de casi traición a la patria, renunciaron a la integridad territorial y soberana costarricense entregando Isla Calero a los nicaragüenses. Mal ejemplo para los jóvenes costarricenses pero peor aún, un terrible precedente para futuros invasores.

Los sandinistas al descaro se anexionaron una parte de nuestro territorio ¿Dónde terminaría? Muchos sandinistas incluyendo al mismo Ortega han afirmado que les gustaría recuperar todo Guanacaste de nuevo. Esto, claro está, demuestra una gran ignorancia pues, para empezar, no todo el territorio del moderno Guanacaste fue de Nicaragua, solo los territorios que conformaban el Partido de Nicoya, y además, esta unidad política del Partido de Nicoya se anexionó voluntariamente a Costa Rica sin el uso de la violencia o la fuerza militar.

Conocí muchos jóvenes que estaban realmente indignados y frustrados por esta situación tan dolorosa. Costa Rica misma estaba siendo violada y su territorio soberano estaba siendo robado. Se nos enseña a ser patriotas, celebramos el día de la independencia y la anexión de Guanacaste, se nos enseña a admirar a Juanito Mora y Juan Santamaría como luchadores de la libertad costarricense que se enfrentaron a los invasores filibusteros en una gesta heroica, pero al mismo tiempo el gobierno vendido y traidor de Costa Rica claudica en una lucha nacional de reivindicación soberana territorial. Parece que a la presidenta Chinchilla se le olvidó la letra del Himno Nacional: Cuando alguno pretenda tu gloria manchar, verás a tu pueblo valiente y viril.

Antes este deshonor, ante esta renuncia al derecho soberano y patriótico costarricense de proteger al país, surgen voces nacionalistas. Muchachos jóvenes que se sienten abandonados por un gobierno que no reacciona en defensa del honor y de la patria, pero que no tienen muchas opciones. Aunque quisieran, no pueden ir solos a la frontera norte a defender su país. El Movimiento Costa Rica Libre emite un comunicado donde cuestiona la desidia cobarde del gobierno y la respuesta de Laura Chinchilla y reagrupa a los jóvenes patriotas que estaban huérfanos dándole un sentido del honor. Ningún partido político hizo eso. Todos, desde la izquierda bolivariana de José Merino hasta la derecha capitalista de Otto Guevara se aliaron en torno al gobierno y apoyaron la respuesta de Laura Chinchilla porque, claro, todos los partidos políticos costarricenses responden a los mismos amos. A oscuros intereses extranjeros. Sus diferencias ideológicas son cosméticas, en el fondo tienen una misma meta y no es en interés del país.

Al menos un grupo nacional tuvo dignidad. Tuvo PANTALONES para decirles la verdad a Chinchilla y su gobierno títere. ¡Bien por el Movimiento Costa Rica Libre! Que ya tiene su experiencia en repeler sandinistas invasores en el norte cuando bajo el gobierno del izquierdista Carazo a estos se les permitió ingresar al país, y que nos defendieron valientemente del enemigo marxista externo que se filtraba por el norte pero, especialmente del más peligroso, del gusano, del enemigo marxista interno y traidor que milita en la dinosáurica izquierda tica anquilosada en las posturas fósiles de los Soviets y que gravita en torno a la UCR, el Frente Amplio, el PAC y los sindicatos filomarxistas.

Ortega se encuentra realmente desesperado por la reelección. Quizás hubiera deseado que la respuesta de Costa Rica hubiera sido más bélica. Nada mejor que un combate militar para poder declarar la ley marcial, arrestar opositor y amañar las elecciones. Así como un eventual desfile triunfal de la victoria tras haber ganado una cobarde escaramuza contra un país indefenso. Pero Ortega no pudo hacer nada de esto, aunque la actitud pasiva de Chinchilla y su administración sí le valieron de algo. Los medios manipulados por los sandinistas declararon que el dictamen de la CIJ fue un triunfo para Nicaragua y su hidalgo gobernante, lo cual fue una vulgar mentira. Aún así, para su desgracia, el escandalillo patriotero no duró suficiente y ahora tiene que buscar algún otro mecanismo para que él o su esperpéntica esposa logren preservar la presidencia de Nicaragua. Rosario Murillo, la Primera “Dama” con su particular aspecto antiestético salió con la diatriba religiosa. Ella misma, una fanática cristiana, cambió la historia para que los otrora ateos marxistas de la guerrilla sandinista fueran devotos católicos muy rezadores, y aseguró que los vulgares mítines políticos del FSLN eran como misas. Así, la señora Murillo quien no apoyó a su propia hija Zoilamérica cuando acusó a su padrastro Daniel Ortega de abuso sexual y violación, ahora confecciona una repulsiva nueva pseudo-religión cristiano-sandinista con Ortega de Mesías, el FSLN de iglesia, ella de Papisa y Costa Rica de ¿Filistea?

Matt Marshall
Sociedad Costa Rica de la Lanza Hiperbórea.

Costa Rica ante la inmigración Nicaragüense, o la política del avestruz




La situación por la que atraviesa la anarquizada sociedad costarricense es catastrófica. Costa Rica representa al típico país de tradición blanca que poco a poco ha ido perdiendo su identidad preciosa, su alma racial, y como consecuencia sus tradiciones vernáculas. La culpa de este deterioro general es un asunto compartido. Culpemos, en primer lugar, a la mentalidad absurdamente tolerante y borreguil de los costarricenses, que han disfrazado su cobardía de pacifismo, el miedo de ir contra la corriente con una generosidad forzada y su conformismo patético con la frase trillada, me gusta vivir tranquilo” Lo que no saben es que la política de “vivir tranquilo” no significa desentenderse de la realidad y que la verdadera tranquilidad es algo que se debe luchar por alcanzar. Por otro lado tenemos nuestra proverbial mentalidad mercantilista costarricense, que solo ve oportunidades económicas ahí en donde debería hallar valores como la dignidad, el respeto a su herencia y el deseo genuino de vivir en paz, pero de una manera real y no ficticia; exigiendo orden y seguridad en el suelo que lo vio nacer y en donde duermen sus antepasados. En estos momentos el nivel moral del costarricense, la vergüenza y orgullo nacionales se encuentran por los suelos; y su voluntad para tomar el futuro en sus manos está en cero.
Somos un país de principios. Mentira, Nuestro sistema seguirá siendo inmoral mientras existan Costarricenses desempleados y extranjeros empleados. Será inmoral mientras nos sigan viendo desde fuera como un paraíso fiscal y un destino sexual en donde los pervertidos internacionales llegan en hordas a saciar sus bajos instintos. Será un sistema inmoral mientras seamos un puente para el narcotráfico, el sicariato y sobre todo mientras sigamos creyendo ingenuamente que somos un “país de paz”, en tanto que la cantidad de sangre vertida por concepto de asaltos, drogas, conductores alcoholizados y violencia domestica supera, o iguala, en cifras a  cualquier otra nación en guerra.
Lo anterior se debe principalmente a que los ticos se hallan adormecidos y drogados por las mentiras que consume día a día. Algunas de estas mentiras sistemáticas son: Somos una democracia participativa. Si, pero una participación que solo existe el día de las elecciones, cuando, ­­--como peleles teledirigidos---, la masa entera se desboca hacia las urnas en la “creencia milagrosa” de que, según ellos, están eligiendo un presidente. El sistema ha tenido sumo cuidado en venderle al costarricense la estafa de que cada cuatro años se vive una “fiesta electoral” y que el mundo nos admira por ello. La fiesta la tienen en realidad los socios del sistema y los mercenarios de la política que se turnan en los beneficios que ofrece gobernar un pueblo tan sumiso. Hay que destacar que el sistema costarricense ha tenido mucho cuidado en inculcar que el ejercicio del voto es un derecho “sagrado” y que por tanto es obligación ejercerlo siempre, esto significa que, si un día de estos se postulan a la presidencia de la Republica dos vacas, un cerdo y cuatro loras, aun así, hay que ir a votar…porque es un deber “sagrado”. Lo simpático de este círculo vicioso es que mientras no lo rompamos, seguiremos nosotros mismos fingiendo elegir, “democráticamente” a nuestros propios enemigos.
Somos grandes porque no tenemos ejército. Somos grandes, pero grandes imbeciles si creemos que nos hacemos un favor a nosotros mismos careciendo de una fuerza armada básica para repeler el desorden y hacer respetar nuestra soberanía. La realidad es que carecemos de una institución defensiva seria y sana que inculque valores viriles a la juventud en vez de vicios, perversiones y debilidades. La juventud Tica es hoy un termitero de delincuencia, estupidez y locura. Nuestra juventud es un conjunto de cuerpos y mentes enclenques disfrazados de mamarrachos: estos son justamente los beneficios que ofrece nuestra desmilitarizada sociedad. Recordemos que, contrario a lo que nos dice la propaganda de los medios, fuera de nuestras fronteras somos el hazmerreír por carecer de ejercito, y aunque en las naciones con fuerzas armadas también existen los mismos vicios, queda patente que la institución del ejercito no tiene mucho que ver con este problema, pero  en cambio es una opción a considerar como paliativo a una juventud enferma y a una sociedad asolada por el caos y la ingobernabilidad. Finalmente durante años nos han vendido el chiste de que el presupuesto destinado a un ejército se ha invertido en educación. Esto significaría, entonces, no solo que somos el país más educado del mundo, sino que, según esta lógica para tarados, en la mayoría de países que tienen ejército, no existe la educación. Esta es una mentira estupida dirigida a mentes simples, pero ha servido para que el sistema nos mantenga en la actual indefensión e inseguridad social y bajo esa misma careta hacernos creer que la totalidad del dinero destinado a un ejército va a la educación. Pero algo no cuadra, porque viendo la pavorosa decadencia de la educación pública actual, en donde cada año se gradúan miles de energúmenos en ignorancia certificada, queda claro cuales son las verdaderas intensiones del sistema. Hace un tiempo un estudiante avanzado de economía de la Universidad Nacional se asombro mucho cuando le rebele que…Inglaterra era una isla. Sin mas comentarios.
 Claro, en la agenda popular siempre se echa mano de la excusa que, a fuerza de repetida, nadie pone en duda: somos un país pequeño y pobre. Bueno Holanda es territorialmente más pequeño que Costa Rica y es una nación muy rica y educada y ¿saben que? tiene ejército. ¿Por qué será?
En fin, no quisiéramos abusar del espacio ofrecido gentilmente por esta WEB SITE, ya que el tema es basto. Será en otros artículos donde seguiremos tocando el tema. Aquí solo mencionamos algunos de los mitos que tienen postrada a Costa Rica. Estos están vinculados a la acomodaticia mentalidad de los nacionales. Hablamos de una  destructiva idiosincrasia que a la postre llevara a esta curiosa nación centroamericana a su extinción.
La paradoja es que necesitamos corregir los defectos de nuestra identidad para que esta misma no desaparezca.
 Terminamos haciendo alusión al titulo del articulo, porque la inmigración Nica ha tenido, por lo tanto, en nuestro país, luz verde y un terreno fértil y maravilloso para extender sus garras con el beneplácito de sus indiferentes pobladores, ya que al final, no es del indio la culpa sino del que lo hace compadre… que pura vida ¿verdad?

Sociedad Costa Rica de la Lanza Hiperbórea NS

DIPUTADO MERINO EN FOTO CON LÍDERES DE LAS FARC


FABIÁN MEZA
fmeza@diarioextra.com

Fotografía de Merino con los dos líderes de las FARC.
El diputado José Merino del Río, del Partido Frente Amplio, aparece en una fotografía junto con dos líderes del grupo narcoterrorista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). La gráfica llegó al despacho del diputado Jorge Eduardo Sánchez en un sobre sellado, con más información acerca de la identidad de los guerrilleros, por eso el legislador reaccionó pidiéndole una explicación pública a Merino.
Según los documentos en poder de Jorge Eduardo Sánchez, las personas que aparecen con Merino son Ovidio Salinas Pérez, conocido como “Juan Antonio Rojas”, y Miguel Ángel Castañeda Agudelo, alias “Miguel Pachi”, “embajadores de las FARC” en Panamá y Costa Rica.
Los dos colombianos estarían dedicados a establecer nexos políticos fuera de Colombia y se les atribuye la fundación de la oficina internacional del grupo guerrillero en Ciudad de México, la cual fue cerrada por orden del presidente Vicente Fox.
Contra Salinas existe una orden de captura en su país desde el 13 de febrero de 2004 por varios crímenes, según información suministrada por el Departamento de Seguridad de Colombia, la cual se elevó a una orden internacional de captura porque detectaron su presencia en Costa Rica, Panamá, Ecuador y Cuba.

“QUE MERINO EXPLIQUE”

Sánchez le pide a Merino que explique si existe un vínculo entre él y el grupo narcoterrorista.
“Esto sería muy grave para un dos veces legislador, tener este tipo de vínculos. Creo que esto amerita la aclaración y las pruebas de descargo del diputado Merino y una investigación de las autoridades de seguridad del país”, detalló Sánchez. El socialcristiano agregó que el caso es sumamente delicado al tratarse de gente tan peligrosa.
“Este tipo de gente en el mundo ha sido catalogada como peligrosa para la democracia y la seguridad internacional. Es un asunto de absoluto interés público y él debe explicar para que los costarricenses estemos tranquilos de que este tipo de personas no tienen células ni contactos, ni organizaciones (en el país)”, agregó el diputado.

SUCESOR DE GRANDA

La Fiscalía colombiana reconoció a Salinas como el sucesor de “El Canciller” de las FARC, Rodrigo Granda.
Incluso, investigó los bienes y propiedades de “El Embajador”, como es conocido Salinas, en Panamá luego de la captura de Granda, el 30 de diciembre de 2004.
Además de Centroamérica, “El Embajador” tuvo relaciones con organizaciones no gubernamentales de Suecia, Dinamarca e Italia y su misión era buscar apoyo político y económico para la organización guerrillera y desprestigiar al gobierno colombiano.
Datos suministrados por la Dirección de Migración y Extranjería revelan que Salina registra un único ingreso legal al país, por Panamá, el 27 de julio de 2000. Mientras que Castañeda habría estado en Costa Rica de forma legal en 1997, ingresando por Nicaragua.
Ese mismo año Castañeda creó la Asociación Centro de la Integración Cultural de Costa Rica-Colombia.
Entre 1994 y 1998 los dos colombianos fundaron en el país el Grupo de Apoyo Internacional (GAIF) a las FARC. Pero en los datos de Migración no concuerdan las permanencias legales de los dos extranjeros un mismo día, por eso en varias ocasiones habrían ingresado a Costa Rica de forma irregular, una de ellas sería el momento de la fotografía.

LOS EMBAJADORES

Según una publicación de la revista colombiana Cambio del 29 de agosto de 2005, las FARC mantienen a sus embajadores distribuidos por todos los países de América Latina.
“En Cuba, Luis Alberto Albán Urbano, Marco León Calarcá, expulsado de México por orden del presidente Vicente Fox, que ordenó el cierre de la oficina de las FARC en ese país, se ha convertido en puente entre los gobiernos de Venezuela y Cuba.
Jairo Alfonso Lesmes en Paraguay, Uruguay y Chile; Ovidio Salinas Pérez en Panamá y Venezuela; Miguel Ángel Castañeda en Costa Rica, y Hernando Vanegas en Suecia completan el cuadro de ‘embajadores’ de la organización”, indica Cambio.
Precisamente Albán Urbano, el nexo de Cuba, y Castañeda aparecen en otra fotografía, también en suelo nacional.

18 oct. 2011

LOS NICAS EN COSTA RICA / RECUPEREMOS LA PAZ




¡Costa Rica para los costarricenses!

Nuestro total apoyo a la iniciativa valiente de Recuperemos la Paz organizada por familiares de víctimas de la violencia.

El gran problema en Costa Rica será siempre la inmigración masiva y criminal de nicaragüenses. Ambos grupos étnicos son muy diferentes, tienen culturas y costumbres radicalmente opuestas. Esto no es promover el odio o la violencia contra nadie, simplemente es hablar una realidad palpable y que puede ser científicamente comprobable, basta con ver las noticias.

Una importante cantidad de nicas que vienen a Costa Rica vienen a delinquir. Los asesinatos, asaltos violentos y crímenes sexuales perpetrados por nicas pululan en las noticias. Nuestro pueblo está siendo víctima de un genocidio lento pero constante, de una guerra racial en donde los ticos llevamos la peor parte y estamos sufriendo una limpieza étnica, un choque de culturas que estamos perdiendo.

Las estrategias del adversario son claras. Los crímenes violentos contra la integridad física y la propiedad de los ticos realizados por nicas ante la desidia de las autoridades y las campañas políticamente correctas de amar al inmigrante que promueven algunos medios y las universidades marxistas. Pronto, la Suiza centroamericana será consumida por hordas de invasores.

El pueblo costarricense es culto, educado y goza de buena salud gracias a nuestras reformas sociales visionarias muchas décadas más avanzadas que el resto de Centroamérica como la salud y el seguro social y la educación pública que, aunque tienen sus defectos, no dejan de ser un gran logro comparado con el resto de la región. En Nicaragua esto no existe y la masa de la población padece de serios problemas médicos e higiénicos y son analfabetos. Personas de tendencias violentas, tras interminables revoluciones, guerras civiles y sangrientas dictaduras como la de Somoza y la de Ortega donde se torturaba a los opositores, muchos de ellos tienen problemas psicológicos y traumas de guerra. Al contrario, los ticos tenemos más de sesenta años de paz ininterrumpida y una cultura civilista, pacífica, llevadera, cordial y hospitalaria (una ingenuidad que se ha vuelto contra nosotros).

El incesto y el abuso sexual infantil es pan de cada día en Nicaragua, aún más, es socialmente aceptado. Las niñas se inician sexualmente con familiares cercanos y la mayoría de las niquitas ya tienen varios hijos antes de los veinte años. Todo lo contrario a Costa Rica donde, salvo por situaciones marginales, se defiende a la mujer y su integridad, el incesto es mal visto por la basta mayoría, las mujeres estudian y trabajan y suelen casarse un poco más tarde en su vida, y el machismo, aunque existe, no es ni lejanamente tan rotundo y agresivo como en Nicaragua donde pegarle a la esposa y violar a las hijas es natural y hasta deseable.

Esta cultura indecente es la que es importada a Costa Rica. Los precarios atestados de nicas nos traen estas mismas condiciones endogámicas, violentas y criminales como puede comprobarse fácilmente. Además, innumerable cantidad de mujeres y niñas costarricenses han sido violadas por criminales nicas.

Recientemente se destapó el caso del asqueroso violador en serie y asesino de mujeres inocentes Milton Joaquín Díaz Berroteran, un nica cuyas víctimas fueron todas costarricenses. Según descubrieron las autoridades policiales:

A Díaz Berroterán se le investiga además por varios supuestos casos de violación[1]:

-17 de junio intercepta en la Sabana y abusa sexualmente.
-18 de junio en el Castella abusa de una estudiante de inglés.
-20 de junio en el Castella abusa sexualmente y comete un homicidio.
-21 de junio en el Cruce de Belén asalta joven. Tentativa de violación.
-22 de junio en Río Segundo tentativa de violación.
-24 de junio en las cercanías de Firestone abusa sexualmente.


Pero hay más. Bien sabemos del caso de la Masacre de Monteverde por parte del nica Herlin Hurtado, quien una vez en prisión también protagonizó un violento motín. También sabemos que un tico fue asesinado en Nicaragua; ese es el odio que sienten los nicas hacia nosotros a quienes ven como el enemigo tradicional e histórico que, según ellos, les quitó Guanacaste que quieren recuperar. Los nicas odian a los ticos y ese odio lo demuestran con su violencia hacia nosotros.

De las noticias y estadísticas se puede decir que:

  • Muchas mujeres y niñas costarricenses han sido violadas por nicas.
  • Muchos costarricenses han sido asesinados por nicas.
  • Muchos nicas han sido arrestados por estar vinculados al tráfico de drogas, asaltos violentos, robo agravado y pandillas peligrosas.
  • Muchas mujeres nicas ejercen la prostitución en las redes de prostíbulos de San José desde El Rey hasta la zona roja.
  • Muchos nicas odian a los ticos con saña feroz.
  • Muchos nicas desean reconquistar Guanacaste y, si pueden, hacerle la mayor cantidad de daño al país.

Por supuesto que no se puede hablar que estas actitudes sean de la totalidad de los nicas, pero si de un sector considerablemente numeroso de esa población y, muy especialmente, es la postura cuasi-oficial de su gobierno sandinista.

Nuestras autoridades migratorias dan risa y se prestan a chanchullos y sobornos recibiendo dinero de coyotes así como favores sexuales de parte de mujeres nicaragüenses a cambio de permitirles el ingreso ilegal y hacerse de la vista gorda. Otros entran legalmente tras la prebenda de visas prepago.

Una vez en el país por medio de artimañas legales muchos se hacen ciudadanos casándose con indigentes y mediante la ayuda de abogados corruptos. Tampoco falta más de una mujer y adolescente nica que seducen a uno que otro tico incauto y que desde las sábanas lo engatuzan. Muchas de ellas quedan embarazadas a propósito y ahora su hijo, que será considerado tico por las autoridades, les permite no solo ser indeportables, sino además recibir una jugosa pensión de algún costarricense seducido. Esto, por supuesto, no dista mucho de la prostitución.

Entonces, sabemos que mediante el mestizaje y los engaños sexuales esa es otra arma usada por los nicas contra la nacionalidad costarricense que está en peligro de extinción.

Nuestra total solidaridad con la gente valiente de Recuperemos la Paz quienes han sufrido en carne propia la violencia y la pérdida de sus familiares por parte de muchos de estos delincuentes y cuya campaña busca crear conciencia en este genocidio silencioso a pesar de tener en contra a los medios de comunicación progres como Teletica y La Nación al servicio del sionismo y nuestro aplauso al señor Juan Diego Castro por su valentía al ser uno de los pocos políticos con PANTALONES en Costa Rica y vocero del nacionalismo que aboga por la mano dura. Sería un buen candidato presidencial.

Noticias MUY ilustrativas:

















[1] Esta y otras noticias sobre criminales nicas las pueden ver aquí: http://www.radiolaprimerisima.com/noticias/general/79686

COLOMBIANOS EN COSTA RICA: LA RED DE PROSTITUCIÓN, NARCOTRÁFICO, SICARIATO Y NARCOGUERRILLA





Costa Rica, nación pacífica y humilde por vocación, con un pueblo tranquilo, cortés y hospitalario, era la víctima perfecta para la amenaza de las sangrientas mafias colombianas y su crueldad terrible. Un pueblo como el costarricense que no está acostumbrado a la violencia y que es hasta cierto punto ingenuo era perfecto para los hambrientos tentáculos de la criminalidad colombiana que se la ve difícil en sus propias tierras, donde la población curtida por décadas de conflicto y con unas fuerzas policiales y militares bien entrenadas por la necesidad de supervivencia se la ponían difícil. Así, los mafiosos colombianos y sus aliados en la Guerrilla se frotaron las manos e inició un lastimero proceso de importación de prostitutas, sicarios, drogas y violencia que amenaza con devorar Costa Rica.

La prostitución que inunda nuestro país, especialmente en ciertos focos como la Zona Roja de San José y el cantón de Jacó, aunque en otros muchos lados también, ha sido señalada por las autoridades policiales costarricenses como en buena parte responsable de los inmigrantes proxenetas colombianos. La mafia colombiana busca enrolar mujeres costarricenses e incluso, para más ASCO e indignación a niñas y adolescentes colegialas mediante engaños y tretas repugnantes. Sin embargo las prostitutas costarricenses son minoría pues además de la demostración patente que hacen las redadas policiales a los burdeles (donde la mayoría de las prostitutas, como han mostrado los medios, no tienen papeles y no son ticas) bastaría con darse una vuelta por El Rey o cualquiera de estos prostíbulos repulsivos para escuchar los acentos y percatarse de que el 80% de las rameras son colombianas o de alguna otra nacionalidad extranjera. Esto no es xenofobia sino una realidad palpable y objetiva que puede ser fácilmente demostrable[1].

Es claro que no puede decirse que todas las colombianas en Costa Rica son prostitutas, ya eso será la consciencia de cada quien, pero puede demostrarse con solo examinar las estadísticas documentales de las redadas policiales que la gran mayoría de las prostitutas de la zona SI son colombianas. Matemáticamente podemos deducir con toda lógica que un alto porcentaje de las colombianas que llegan a nuestro país vienen a prostituirse.

Además este no es un problema exclusivo de Costa Rica, en la hermana república de Panamá donde, al igual que en Costa Rica la población es mayormente blanca y la pobreza extrema está muy por debajo de los niveles del resto de Centroamérica, la inmigración colombiana es una verdadera plaga. Para los panameños los colombianos son como para los costarricenses los nicas (aunque los colombianos ya le están haciendo la competencia a Nicaragua) Panamá también se encuentra atestada de prostitutas colombianas[2].

Recientemente se destaparon escándalos de abogados corruptos que casaban a prostitutas colombianas con nacionales para que pudieran tener su residencia legal en el país y así facilitar la labor de las redes de prostitución colombianas.

Por otro lado tenemos el caso del narcotráfico y las ventas de drogas del país bajo control colombiano y mexicano. Resulta ya insostenible la situación del narcotráfico. Los operativos policiales se han enfocado mayormente en la represión de los vendedorcillos callejeros y los piedreros, sin que esto sea malo, pues es parte del proceso, es totalmente improductivo si no se ataca el problema de raíz. Los distribuidores de droga son un síntoma y las mafias de narcos colombianos que les suministran el producto son la enfermedad, el cáncer que debe ser extirpado. El gran problema radica en que los poderosos capos colombianos tienen muchísimo dinero y esto les permite ejercer cierta presión así como comprar a figuras de autoridad, siendo quizás el ejemplo más conocido las extrañas donaciones recibidas por el Movimiento Libertario de una maestra que, de alguna manera misteriosa, fue capaz de prestarle a este partido 200 millones de colones y que ahora está bajo la mira de la Fiscalía o, lo que es bien sabido, el vínculo de este partido y del homosexual de Otto Guevara su líder y candidato presidencial, con los casinos y moteles que son de sus principales donantes de campaña y que bien sabemos se encuentran manejados por la mafia colombiana.

La violencia y el sicariato son otro producto de importancia Made in Colombia que nos llega a Costa Rica. Casos de asesinatos a sueldo abundan lamentablemente pero el más famoso fue quizás el del periodista Parmenio Medina asesinado por sicarios colombianos al servicio del pedófilo Padre Minor Calvo.

Si bien los delitos en manos colombianas como secuestros y fraudes de tarjetas de crédito reportados en la prensa son demasiados para enumerarlos, ciertamente que quizás lo que más preocupa de la dañina influencia colombiana que envenena nuestro país es la guerrilla narcocomunista de las FARC que remitía dineros a una pareja de profesores marxistas de la UCR a vista y paciencia de las autoridades que no sancionaron a dichos traidores a la patria, quienes pudieron seguir impartiendo sus lecciones de odio y resentimiento social y lucha violenta de clases inspiradas por el marxismo. A pesar de que resulta lógico que las FARC se vincularan a estos académicos ideológicamente afines, también hubo vínculos entre la narcoguerrilla revolucionaria y políticos del supuestamente socialcristiano partido PUSC presidido por el ex vicepresidente de la república Luis Fishman y liderado por el ladrón condenado, el ex presidente Rafal Ángel Calderón, nacido en Nicaragua. Por denunciar estos vínculos despidieron a uno de los pocos ministros de seguridad valientes del país, Fernando Berrocal.

El calderonismo aunque teóricamente democristiano, en la práctica siempre ha pateado con la izquierda como lo demuestra la presidencia del famoso Rodrigo Carazo, denotado filosandinista que llevó el país al borde de la guerra con Nicaragua por permitirle a los sandinistas operar en Guanacaste y que dejó la economía en ruinas. Esta tradición populista se tiene desde los orígenes mismos del calderonismo cuando su fundador Calderón Guardia se alió a los comunistas liderados por el títere soviético de Manuel Mora.

Nuestro utópico país, que es una joya en una región muy conflictiva y violenta de altos niveles de crimen y frecuentes guerras civiles, es un enclave pacífico ajeno a todo esto, un oasis en una región de violencia, guerra y derramamiento de sangre. Pero estamos a punto de perder esto por culpa de la inmigración colombonica  y de otras parias.

Enlaces sobre el tema

http://agenciabk.net/inmigracion15.htm Compendio de noticias sobre los innumerables crímenes de los inmigrantes en Costa Rica (cuidado imágenes gráficas)

http://comarca.foroactivo.com/t1417-prostitucion-producto-de-exportacion-de-colombia-a-panama Testimonio que demuestra la deliberada inmigración de prostitutas colombianas a Costa Rica y Panamá.

http://wvw.nacion.com/ln_ee/2007/abril/14/operativo/slides/operativo_eyleen011.html Noticia sobre la Sede Central de la Unión de Mujeres Colombianas en Costa Rica, también conocido como HOTEL EL REY.

http://cr.globedia.com/precio-vendes-cuerpo Entrevista a prostituta colombiana.





LA REFORMA NACIONALISTA COSTARRICENSE NECESARIA




Movimientos nacionalistas e identitarios han surgido en gran cantidad de países de origen indoeuropeo en décadas recientes, en respuesta  quizás al Tsunami universalista y globalista que se inició en los años 90 y la cada vez más cercana dictadura de un gobierno global o Nuevo Orden Secular como es parte del plan iluminista-sionista-socialista. Uno de estos movimientos fue el partido Pamyat en Rusia cuyos postulados ideológicos elementales son estos:
  • Desenvolvimiento de la naturaleza, las personas y la sociedad.
  • Restauración de la Monarquía.
  • Rechazo al concepto marxista de "clase" y "lucha de clases".
  • Considerar a la ideología comunista como parte del Talmud.
  • Reconsiderar e interpretar a Los Protocolos de los Sabios de Sión.
No cabe duda de que estos cinco principios pueden ser asumidos por los Nacionalistas Ticos, excepto por una pequeña adaptación que sería cambiar la restauración de la Monarquía (que nunca ha existido en Costa Rica) por restaurar el Ejército. Así como la monarquía es el símbolo de unión nacional de muchos países y un recuerdo del sistema social aristocrático que es el orden natural, el Ejército en Costa Rica cumple un rol similar; sus gestas heroicas como la Batalla de Rivas y la defensa del país frente al invasor extranjero nicaragüense al servicio del imperialismo es épica y estudiada en las escuelas como la quintaesencia del patriotismo costarricense, además de los valores que están vinculados al servicio militar como lo es la disciplina, el honor y el respeto a la jerarquía. En síntesis, la restauración del Ejército es, a Costa Rica, como la restauración de la Monarquía en Rusia o Francia (países donde el nacionalismo y el monarquismo se han amalgamado fuertemente). Mientras en Rusia y Francia la restauración de la monarquía recuerda una época más gloriosa y digna y menos decadente antes de que una revolución judeomasónica aboliera las monarquías de dichos países y masacrara violenta y cruelmente a los monarcas, sus familias (incluyendo niños), partidarios y la nobleza del país en lo que fue conocido como el Terror en Francia y la matanza bolchevique en Rusia, destruyendo el espíritu tradicional y el símbolo sagrado de su unidad nacional e identidad cultural, lo mismo puede decirse del Ejército costarricense que fue abolido en situaciones similares como parte de una conjura judeomasónica pues, bien es sabido, Pepe Figueres estaba al servicio del sionismo y de la masonería.
Basado en los 16 puntos del programa del Pamyat ruso podemos retomarlos como propios pero adaptados a la realidad costarricense:
  1. Orientación espiritual y moral de todos los costarricenses.
  2. Inserción de todos los jóvenes en el sistema educativo.
  3. Abolir las leyes que promueven la discriminación y persecución del nacionalismo costarricense.
  4. Lucha contra la corrupción administrativa que corroe todas las esferas del Estado costarricense, introducción de la pena de muerte para los casos más graves y disminución progresiva de la burocracia.
  5. Mejoramiento de la calidad de vida en las grandes ciudades, purgando a todos los elementos antisociales, promoviendo el trabajo y el deporte.
  6. Reducción de los impuestos y tasas de interés que impiden el libre desarrollo de la pequeña y mediana industria, reducción de la inflación.
  7. Iniciar un dialogo costarricense para la reconciliación.
  8. Promover la enseñanza de la Historia, la ciencia y la tecnología, defensa de las industrias nacionales.
  9. Reducción del desempleo.
  10. Control de precios sobre insumos como las medicinas, la comida y los servicios públicos.
  11. Reducción de alquileres para los veteranos de servicio y pensionados y créditos sin intereses para la adquisición de vivienda.
  12. Fortalecimiento del Seguro Social
  13. Financiamiento de las entidades dedicadas a la caridad y ayuda a desvalidos.
  14. Solución del problema del tráfico y tránsito de vehículos en las grandes ciudades.
  15. Lucha contra el flagelo de las drogas, inserción de los adictos en la sociedad por medio del trabajo
  16. Creación de leyes y medidas ecológicas en las grandes ciudades.
Derivado del Pamyat surgió el partido del nacionalista ruso Alexander Barkashov llamado Unidad Nacional Rusa. Este partido postulaba la visión de Rusia para los Rusos ideología que propugnaba que la unidad racial y nacional rusa eran una y que, por ende, los grupos étnicos que tuvieran su propio país fuera de Rusia deberían volver a ellos y su nacionalidad rusa debería ser revocada como es el caso de los judíos que tienen a Israel, los armenios que tienen Armenia, los turcos que tienen Turquía etc. Aquellos grupos étnicos que tienen su patria dentro del territorio ruso pero no son rusos, como los nativos esquimales de Siberia, pueden quedarse como co-ocupantes.
Nuevamente esta postura es compatible con la visión que tenemos los nacionalistas costarricenses. Costa Rica para los costarricenses es nuestra ideología. Todos aquellos que no sean costarricenses y tengan su patria en otro país (Colombia, Nicaragua, República Dominicana, Jamaica, China o Israel) dejarán de ser considerados ticos y podrán volver a su país o permanecer en Costa Rica como visitantes. Los indígenas, que no tienen otro país, serán considerados co-ocupantes.
Otra de las metas de los nacionalistas rusos tanto del Pamyat como de Unidad Nacional Rusa es la restauración del Imperio Ruso disgregado tras el colapso de la Unión Soviética. Naturalmente que en el caso de Costa Rica esto no aplica, pero si abogamos por que Costa Rica regrese a sus fronteras históricas con fervoroso espíritu irredentista lo que incluye la anexión íntegra de Isla Calero y el Río San Juan, así como las fronteras marítimas que han sido afectadas negativamente por el TLC a favor de los intereses comerciales estadounidenses y por pesqueros de piratas chinos bajo la complicidad corrupta del Estado. Costa Rica también debe reubicarse dentro de su postura histórica de superioridad sobre el resto de Centroamérica lo que le valió convertirse en una pequeña potencia regional siempre económica y políticamente mucho más fuerte que sus vecinos, capaz de tener una inversión extranjera en el resto de Centroamérica que enriquecía al país. Costa Rica hasta hace poco exportaba solo en flores lo que la miserable Nicaragua exporta… en total. Ese es el Imperio Costarricense que debemos restaurar, nuestro legítimo lugar de joya entre basura, o de Suiza en Centroamérica.
Adaptando los postulados de otro movimiento nacionalista perfectamente homologables a Costa Rica, retomamos el manifiesto ideológico del Partido Nacionalsocialista del Pueblo Blanco de Estados Unidos modificado a Costa Rica;
Una Costa Rica criolla: deseamos una Costa Rica enteramente criolla; en la cual nuestros hijos y nietos puedan jugar y estudiar con otros niños criollos; una Costa Rica en la cual la gente joven pueda casarse y reproducirse con sus semejantes, una Costa Rica en la que todos sus descendientes sean sanos y fuertes, queremos una Costa Rica sin enjambres de escoria nica en nuestras escuelas, autobuses y puestos de trabajo; una Costa Rica donde nuestra cultura, sociedad, economía y política estén libres de la influencia judía extranjera; una Costa Rica donde los criollos sean los únicos dueños de su destino.
Solidaridad Criolla Mundial: debemos crear una política exterior basada únicamente en los intereses a largo plazo de nuestra propia nación, no en el interés de otras nacións o en consideraciones económicas o de otro tipo. Nunca más debemos permitir que Costa Rica sea empujada a una guerra fratricida como la Guerra del 48 solo para complacer los oscuros intereses de una minoría extranjera. Debemos librarnos de la descabellada hostilidad hacia otras naciones blancas del Mundo, debemos considerar a los otros blancos alrededor del Mundo como nuestros hermanos y aliados naturales, ya sea en Australia, Sudáfrica, Europa o cualquier otro sitio.
Un Nuevo Orden: debemos construir una nueva sociedad basada en los valores raciales por encima de los valores monetarios o materialistas, en nuestra sociedad el ser criollo será motivo de verdadera significación y valor, la importancia de la gente no radicara en su capacidad de adaptación al sistema de valores económicos y judío. En nuestro Nuevo Orden Social el valor y posición de un hombre, dependerán de sus capacidades naturales de servicio a la causa criolla y que desempeñen un papel racial valioso.
Una Economía Honesta: debemos poner fin a la usura y la explotación económica en Costa Rica, no debe haber lugar para los parásitos que viven sin trabajar, los que acumulan riquezas por medio de la usura, la especulación, manipulación de la bolsa o cualquier otro monopolio y que son la base del actual sistema. Debemos tener una economía basada en intereses a largo plazo, que permita la prosperidad del trabajador y no del holgazán.
Autodefensa Criolla: deseamos una Costa Rica en la cual los hombres y mujeres criollos puedan vivir y trabajar sin miedo, con hogares, calles y ciudades seguras. Debemos tener un Gobierno que sea garante del orden y la seguridad pública y que preserve los derechos de los ciudadanos criollos a adquirir y portar armas, lo cual es tradición antigua de nuestra libertad y de una sociedad verdaderamente libre. Debemos tener un Gobierno que mantenga una vigilancia eterna contra los enemigos internos y externos de nuestra Costa Rica criolla, cualquier tendencia hacia la degeneración y la subversión, amenaza hacia nuestra integridad étnica, cualquier elemento delictivo, de crimen organizado o terrorista que promueva el caos será implacablemente destruido.
Gobierno de Líderes: debemos tener un Gobierno de líderes responsables y no de demagogos y oportunistas, ninguna nación puede sobrevivir con el actual sistema catastrófico, hipócrita e incompetente sin escrúpulos. Debemos idear un sistema que selecciones solo a los hombres más capacitados, sabios y fuertes para guiar a Costa Rica.
Renacimiento Espiritual: debemos sustraer a nuestra gente del materialismo, el cinismo y el egoísmo e inspirarlos con una nueva fe basada en el idealismo racial, debemos sacar a la gente de la enajenación y aislamiento y darles un sentido de comunión racial. Solamente con un renacimiento espiritual y de reorientación podremos construir una sociedad criolla saludable. Una Cultura Aria: debemos animar y promover cada forma cultural criolla y al mismo tiempo romper con el control extranjero sobre nuestros medios de comunicación y formación de opinión, extirpando la ponzoña venenosa judía y la degeneración negroide que infecta nuestro arte, música y literatura. Debemos inculcar en la juventud el aprecio por la belleza, promover el aprecio y comprensión del patrimonio cultural criollo, de modo que los instintos creativos de nuestro pueblo puedan expresarse y encontrar una dirección que renueve y enriquezca continuamente nuestra herencia en lugar de rebajarla y degradarla.
Un Ambiente Sano: debe ser labor imprescindible de nuestro Gobierno proteger los recursos que la Naturaleza ha concedido a Costa Rica y asegurar un ambiente limpio y sano para nuestra gente, no debemos eliminar solamente la contaminación y conservar nuestros recursos, sino también reordenar la vida urbana que actualmente encierra al Hombre en un laberinto de luces de neón, asfalto y tráfico como si fuera una rata de laboratorio, debemos cambiar esas condiciones para el desenvolvimiento sano de nuestra nación.
Una Nación Mejor: debe ser nuestra tarea más sagrada, asegurar la mejora y existencia de nuestro pueblo para así salvaguardar el futuro de nuestra nación, debemos inculcar en nuestro pueblo los valores más altos, asegurar que cada generación que nazca sea mejor que la anterior, acentuar en nuestros hijos y nietos las mejores cualidades y extirpar sus defectos y debilidades. Para lograr esto, debemos hacer a un lado nuestros caprichos egoistas del presente en pro de las generaciones futuras de nuestra nación.

Nota; el manifiesto original se puede encontrar aquí. Se cambiaron las palabras “blanco” por criollo, ya que se entiende que en Costa Rica resultaría inviable no admitir la convivencia de los eurocostarricenses con otras etnias como mestizos y negros. También se modificó “negro” por “nica” ya que sin duda el pueblo costarricense puede desembarazarse de la etnia nica que es la principal causa de discordia racial y cultural en nuestro país.