18 oct. 2011

LOS NICAS EN COSTA RICA / RECUPEREMOS LA PAZ




¡Costa Rica para los costarricenses!

Nuestro total apoyo a la iniciativa valiente de Recuperemos la Paz organizada por familiares de víctimas de la violencia.

El gran problema en Costa Rica será siempre la inmigración masiva y criminal de nicaragüenses. Ambos grupos étnicos son muy diferentes, tienen culturas y costumbres radicalmente opuestas. Esto no es promover el odio o la violencia contra nadie, simplemente es hablar una realidad palpable y que puede ser científicamente comprobable, basta con ver las noticias.

Una importante cantidad de nicas que vienen a Costa Rica vienen a delinquir. Los asesinatos, asaltos violentos y crímenes sexuales perpetrados por nicas pululan en las noticias. Nuestro pueblo está siendo víctima de un genocidio lento pero constante, de una guerra racial en donde los ticos llevamos la peor parte y estamos sufriendo una limpieza étnica, un choque de culturas que estamos perdiendo.

Las estrategias del adversario son claras. Los crímenes violentos contra la integridad física y la propiedad de los ticos realizados por nicas ante la desidia de las autoridades y las campañas políticamente correctas de amar al inmigrante que promueven algunos medios y las universidades marxistas. Pronto, la Suiza centroamericana será consumida por hordas de invasores.

El pueblo costarricense es culto, educado y goza de buena salud gracias a nuestras reformas sociales visionarias muchas décadas más avanzadas que el resto de Centroamérica como la salud y el seguro social y la educación pública que, aunque tienen sus defectos, no dejan de ser un gran logro comparado con el resto de la región. En Nicaragua esto no existe y la masa de la población padece de serios problemas médicos e higiénicos y son analfabetos. Personas de tendencias violentas, tras interminables revoluciones, guerras civiles y sangrientas dictaduras como la de Somoza y la de Ortega donde se torturaba a los opositores, muchos de ellos tienen problemas psicológicos y traumas de guerra. Al contrario, los ticos tenemos más de sesenta años de paz ininterrumpida y una cultura civilista, pacífica, llevadera, cordial y hospitalaria (una ingenuidad que se ha vuelto contra nosotros).

El incesto y el abuso sexual infantil es pan de cada día en Nicaragua, aún más, es socialmente aceptado. Las niñas se inician sexualmente con familiares cercanos y la mayoría de las niquitas ya tienen varios hijos antes de los veinte años. Todo lo contrario a Costa Rica donde, salvo por situaciones marginales, se defiende a la mujer y su integridad, el incesto es mal visto por la basta mayoría, las mujeres estudian y trabajan y suelen casarse un poco más tarde en su vida, y el machismo, aunque existe, no es ni lejanamente tan rotundo y agresivo como en Nicaragua donde pegarle a la esposa y violar a las hijas es natural y hasta deseable.

Esta cultura indecente es la que es importada a Costa Rica. Los precarios atestados de nicas nos traen estas mismas condiciones endogámicas, violentas y criminales como puede comprobarse fácilmente. Además, innumerable cantidad de mujeres y niñas costarricenses han sido violadas por criminales nicas.

Recientemente se destapó el caso del asqueroso violador en serie y asesino de mujeres inocentes Milton Joaquín Díaz Berroteran, un nica cuyas víctimas fueron todas costarricenses. Según descubrieron las autoridades policiales:

A Díaz Berroterán se le investiga además por varios supuestos casos de violación[1]:

-17 de junio intercepta en la Sabana y abusa sexualmente.
-18 de junio en el Castella abusa de una estudiante de inglés.
-20 de junio en el Castella abusa sexualmente y comete un homicidio.
-21 de junio en el Cruce de Belén asalta joven. Tentativa de violación.
-22 de junio en Río Segundo tentativa de violación.
-24 de junio en las cercanías de Firestone abusa sexualmente.


Pero hay más. Bien sabemos del caso de la Masacre de Monteverde por parte del nica Herlin Hurtado, quien una vez en prisión también protagonizó un violento motín. También sabemos que un tico fue asesinado en Nicaragua; ese es el odio que sienten los nicas hacia nosotros a quienes ven como el enemigo tradicional e histórico que, según ellos, les quitó Guanacaste que quieren recuperar. Los nicas odian a los ticos y ese odio lo demuestran con su violencia hacia nosotros.

De las noticias y estadísticas se puede decir que:

  • Muchas mujeres y niñas costarricenses han sido violadas por nicas.
  • Muchos costarricenses han sido asesinados por nicas.
  • Muchos nicas han sido arrestados por estar vinculados al tráfico de drogas, asaltos violentos, robo agravado y pandillas peligrosas.
  • Muchas mujeres nicas ejercen la prostitución en las redes de prostíbulos de San José desde El Rey hasta la zona roja.
  • Muchos nicas odian a los ticos con saña feroz.
  • Muchos nicas desean reconquistar Guanacaste y, si pueden, hacerle la mayor cantidad de daño al país.

Por supuesto que no se puede hablar que estas actitudes sean de la totalidad de los nicas, pero si de un sector considerablemente numeroso de esa población y, muy especialmente, es la postura cuasi-oficial de su gobierno sandinista.

Nuestras autoridades migratorias dan risa y se prestan a chanchullos y sobornos recibiendo dinero de coyotes así como favores sexuales de parte de mujeres nicaragüenses a cambio de permitirles el ingreso ilegal y hacerse de la vista gorda. Otros entran legalmente tras la prebenda de visas prepago.

Una vez en el país por medio de artimañas legales muchos se hacen ciudadanos casándose con indigentes y mediante la ayuda de abogados corruptos. Tampoco falta más de una mujer y adolescente nica que seducen a uno que otro tico incauto y que desde las sábanas lo engatuzan. Muchas de ellas quedan embarazadas a propósito y ahora su hijo, que será considerado tico por las autoridades, les permite no solo ser indeportables, sino además recibir una jugosa pensión de algún costarricense seducido. Esto, por supuesto, no dista mucho de la prostitución.

Entonces, sabemos que mediante el mestizaje y los engaños sexuales esa es otra arma usada por los nicas contra la nacionalidad costarricense que está en peligro de extinción.

Nuestra total solidaridad con la gente valiente de Recuperemos la Paz quienes han sufrido en carne propia la violencia y la pérdida de sus familiares por parte de muchos de estos delincuentes y cuya campaña busca crear conciencia en este genocidio silencioso a pesar de tener en contra a los medios de comunicación progres como Teletica y La Nación al servicio del sionismo y nuestro aplauso al señor Juan Diego Castro por su valentía al ser uno de los pocos políticos con PANTALONES en Costa Rica y vocero del nacionalismo que aboga por la mano dura. Sería un buen candidato presidencial.

Noticias MUY ilustrativas:

















[1] Esta y otras noticias sobre criminales nicas las pueden ver aquí: http://www.radiolaprimerisima.com/noticias/general/79686

1 comentario:

  1. si deseas un sitio web GRATIS!!! avisame yo te lo hago 88!!!
    kabamas26@gmail.com

    ResponderEliminar